5 de junio de 2014

Pasitos

Llegó junio. Me tomé un tiempo para no pensar. Para armarme una vida. Para dejar de controlar lo incontrolable. Para escuchar al cuerpo. Para estudiar algunos temitas pendientes. Para trabajar sin presiones ni grandes esfuerzos. Para conectar con algo más simple. Para mirar mi entorno y ver que otras cosas están pasando y no quiero perdérmelas. Para ayudar a una amiga que lo necesitaba. Para estar un poco más con mi familia. Para tener ratos a solas con él. Para dejarme llevar por las ganas, el deseo. Para cultivar una nueva amistad. Para arreglar mi casa con cosas que necesitaba. Para aprender a manejar un auto (¡y lo estoy consiguiendo!). Para dejar de tener miedo a cosas que antes me daban miedo. Para fluir con lo que viniera.
Y ahora... ahora hay que seguir. Pasito a paso con todo esto logrado. 

3 comentarios:

  1. BRAVO! Tratar de no volverse obsesivo y monotemático es tooodo un desafío... Bien por la recuperación de espacios y la creación de nuevos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! El desafío es recuperar espacio y... mantenerlo! :) Nos tenemos que encontrar, forma parte de esta terapia, jajaja

      Eliminar
  2. Me encanta! Desde hace tiempo esta es mi filosofía también! Y da resultados :)

    Por cierto yo también me tengo que poner con el coche... Que le he cogido miedo.,

    ResponderEliminar