21 de mayo de 2014

Emilia

Un cuento sufí para la hermosa Emilia y su valerosa mamá

Un hombre vivía a orillas del mar, en una enorme playa donde tenía una casita. Era un hombre inteligente y con sensibilidad acerca de las cosas importantes de la vida.
Una mañana mientras paseaba por la playa vio a lo lejos una figura que se movía de una manera extraña. Al acercarse vio que era un viejo que recogía las estrellas de mar que habían quedado varadas en la orilla y las lanzaba otra vez al océano.
El hombre le preguntó al viejo que estaba haciendo y éste le contestó:
-La marea está muy baja y si no devuelvo estas estrellas de mar al agua, morirán.
El hombre quedó estupefacto y respondió:
-Pero esto no tiene sentido, hay miles de estrellas en esta playa, nunca tendrás tiempo de salvarlas a todas. Esto que haces no cambia nada.
El viejo miró fijamente al hombre, tomó una estrella de mar de la arena y la lanzó con fuerza por encima de las olas.
-Para ésta… algo cambió.

3 comentarios:

  1. Muero de amor. Gracias por regalarnos su primer cuento, te aseguro que se lo vamos a contar una y otra vez <3

    ResponderEliminar
  2. Que bonito cuento! Todo los detalles valen para algo, claro que si.

    ResponderEliminar