30 de agosto de 2014

Seguiremos buscándote


5 comentarios:

  1. mi querida Flor, te abrazo desde aca mucho, muy fuerte.
    Sé lo que siente, pero es un camino... y al final van a encontrarse.
    Seremos madres. Lo sé!
    Al final del camino, vos y tu bebé van a sonreirse.
    Vas a ver.
    Ambas vamos a poder contarles algun dia, lo que fue esta búsqueda... dificil pero CON TANTO AMOR!

    Te quiero!

    ResponderEliminar
  2. Te mando un abrazo enorme desde el otro lado del océano. Espero que te llegue, y que consiga consolarte aunque solo sea un poquito.
    Muchos besos. Ya queda menos para encontraros... :-)

    ResponderEliminar
  3. Es un momento de mierda, pero va pasando y una se reconstruye y apechuga y va por más. Cuando nació Malena venían y me decían "Ay, te debe parecer mentira" y yo educadamente asentía (porque hay que ver el derroche de educación que hace uno en este difícil camino que encima está sembrado de opinólogos) pero en realidad pensaba que no me parecía nada mentira, que cuando nos vimos con mi hija todo me pareció absolutamente natural, que tenía que ser ella y que tenía que ser en ese momento y que lo único que me hubiera gustado era poder ir y decirle a la Verónica del pasado que había vivido siete betas indetectables que todo iba a estar bien. Eso no más, que como no se puedo decir a ella, te lo digo a vos. Beso. V.

    ResponderEliminar
  4. Muchísimo ánimo, preciosa.
    Piensa en tus congelados y en la esperanza que representan ;)

    ResponderEliminar