3 de julio de 2015

Nunca digas "nunca", tampoco "para siempre"

Necesito cerrar (por ahora) este blog. Teniendo en cuenta que aquí escribía sobre mis tratamientos no veo la razón por la cual seguir manteniendo abierto este espacio.
No habrá tratamientos por ahora.
Necesito un tiempo. Recuperarme mental y físicamente. Necesito sentir que soy algo más que un par de ovarios y un útero.
Me he replanteado mucho acerca de lo que es la maternidad para mi. Admito que ya no me importa si lo concibo yo o no, si es con células mías o de otra mujer. Reconozco que si adoptar en la Argentina fuera más fácil tal vez ya hubiera comenzado con los trámites. Pero me he interiorizado en el asunto y es otra batalla angustiosa más. Ahora mismo me estoy preguntando mucho qué es una familia para mi. Ya me voy a contestar. 
Trato de perdonarme el hecho de haber perdido ese puñadito de células que podrían haber sido nuestros hijos. Sé conscientemente que no hay culpa pero mi inconsciente me juega malas pasadas. Yo fui el recipiente que albergó a esos siete embriones. Algo no fue bien. Algo no pudo ser. Algo quedó trunco.
"Nunca" y "para siempre" son palabras para los Dioses no para los Hombres de modo que cierro este blog diciendo: "nunca digas de este agua no he de beber".
¡Mucha suerte, mujeres! Para las que buscan y para las que ya lo han conseguido.
Las abrazo a todas.
Gracias por sus bellos comentarios que me hicieron sentir siempre muy acompañada.  

20 comentarios:

  1. Vos sabes porque muchas veces lo hemos compartido: hay tiempo para todo, incluso para esto, incluso cuando se cree que no hay tiempo.
    Hay que pasar el momento, lo sé y te entiendo mucho.
    aca estoy, mateemos, compartamos, te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dani, lo sé y agradezco tus palabras porque sé muy bien de quién vienen. Suerte en tu próximo tratamiento que sé que está muy cerquita.

      Eliminar
  2. Te abrazo gigantemente, es tiempo para vos y cuidarte. Recuperar el cuerpo tan entregado a las hormonas y sobretodo el corazón. Acá estoy, acá estamos. Gracias a vos por compartir tanto y estar siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recibo tu abrazo, siempre, sé que es de corazón, amiguita.

      Eliminar
  3. Llega un momento en el que nos encontramos perdidas, y es necesario para a tomar conciencia de todo lo que se mueve a nuestro alrededor, replantearnos periodos, formas de llegar a nuestros objetivos, plazos,.....

    Se que quizás pienses que qué facil es desde la mirada de una que llegó a alcanzarlo, pero creo que por eso mismo, porque he pasado por todo eso, porque sé por lo que se pasa, se piensa, se debate interiormente,.... sé que llega un momento entre tanto tratamiento, beta, punción y hormonas, que necesitas echar el freno y pararte a pensar.

    Reubicate en tu propio mundo, que llega un punto en el que nos desdibujamos hasta de ser mujer o persona, reconponte y cuando estes arriba y fuerte, piensa en lo pasado y valora que quieres o debes hacer diferente para alcanzar tu objetivo, sea el que sea, pero el que te hará sentirte bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luna, qué decirte que vos no sepas, pasaste por tanto para llegar a tener a tus dos soles. Gracias por tu mirada, es muy importante! Tomaré en cuenta todo lo que decís.

      Eliminar
  4. "Uno busca lleno de esperanzas el camino que los sueños prometieron a sus ansias, sabe que la lucha es cruel y es mucha, pero lucha y se desangra por la fe que lo empecina... Uno va arrastrándose entre espinas y en su afán de dar su amor sufre y se destroza hasta entender que uno se ha quedado sin corazón...". Te mando un abrazo gigante, confío en que van a saber descubrir qué es lo correcto para ustedes, para su felicidad. Yo voy a seguir esperando por acá cerquita <3

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Te mando un abrazo muy muy fuerte y ojalá las fuerzas para seguir con el objetivo vuelvan a ti. Yo también estoy contigo, si es de admiración encontrarse a mujeres que tras muchos muchos años siguen luchando por su sueño, aun levanta en mi mas admiración por aquellas que supieron y tuvieron la valentia de parar.

    Mucho ánimo y un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Meri, por tus palabras. Compartir tu historia me ha hecho mucho bien.

      Eliminar
  8. Te mando un abrazo grande. Ojalá encuentres paz dentro tuyo y las respuestas a tus preguntas. Acá estaré por si decidís volver.
    Va junto con el abrazo mi mayor admiración

    ResponderEliminar
  9. SIENTO QUE TODO TENGA QUE SER TAN DURO, OJALA ENCUENTRES TU CAMINO , EL QUE TE DE PAZ , SEA CUAL SEA, Y AQUI ESTAREMOS , SUERTE ,BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa, sí, estoy en ese proceso de encontrar una forma, una mejor forma de seguir con mi deseo sin lastimarme tanto. Yo también te deseo toda la suerte! Sé que estás en tu camino también. Y que sos una luchadora!

      Eliminar
  10. Cariño, siento leerte así aunque lo entiendo. Solo te puedo decir si es que hay algo que decir, que si has de parar hazlo, si te tienes que alejar para volver a tener ganas de luchar, hazlo, llora, saca todo de tí y deja pasar el tiempo...el tiempo....Yo con el aborto pensé que jamás volvería a recuperarme, pensé que jamás volvería a sonreir, pensaba que no dejaría de llorar nunca, que me moriría de tristeza...y aunque sigue doliendo, toda herida va sanando, muy poco a poco... Ahora tienes la herida abierta y reciente, toma distancia y date el tiempo que necesites, pero no te olvides de vivir la vida. Seguro que un día te levantas y decides si parar para siempre y tomar otro camino o hacer un intento más...
    Me tienes para lo que necesites.
    Un besazo.
    Memole.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Memole, mil gracias por detenerte en esta entrada tan triste. Porque además sé que estás pasando por un momento parecido. Te leo siempre y me puse muy mal con lo que les pasó a tus dos estrellitas. Confío en que las heridas sanan y que el amor es una fuerza muy poderosa. Gracias por tus palabras. Ojalá nos vaya mejor en el próximo intento!

      Eliminar
  11. Me apena mucho tu entrada, pero te entiendo tan bien... A veces hace falta "desintoxicarse" de todo este proceso, cortar con tu propio blog, con los otros blogs, con el mundo de la reproducción asistida, con el mundo de la maternidad... ¡y hasta con el mundo! Evidentemente, no puedo aconsejarte sino que hagas lo que necesites, lo que te haga sentir mejor. Que procures curar tus heridas con tu pareja y dejar pasar el tiempo... Lo que nos depara el futuro todavía está por venir.

    Para cuando decidas volver, si es que lo decides, estaremos por aquí. ¡Te voy a extrañar muchísimo!

    Un abrazo muy fuerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa, hoy me desperté con ganas de escribir por acá, sí que no me extrañarás mucho más :)

      Eliminar