3 de noviembre de 2014

2

La carta que le escribí a mis embriones se la di a mi médico. Con este acto revelé que ya no tengo ninguna vergüenza de mujer sensible que busca a su bebé de todas las formas posibles. No pretendo ser obediente ni sumisa. Pretendo revelar mi naturaleza femenina, mi verdadera naturaleza femenina. No se confundan. También tomo las pastillas de estrógenos, cuento los días, pido turnos, presento los papeles en la obra social, voy y vengo, firmo documentos, leo los protocolos una y otra vez para no equivocarme, firmo autorizaciones y doy poder. Pero el poder que doy, en el fondo, también lo tengo yo, en mi naturaleza de mujer. Voy a buscar algo que es mío, que es mío por naturaleza. Aunque todo lo que me rodee esté envuelto en un ambiente de control y protocolos médicos.
Sea comos sea, cerraremos este año. Una raya más que se añade a esta tigra.    

1 comentario:

  1. Me ha encantado la frase de " voy a buscar algo que es mio, que es mio por naturaleza" asi lo siento yo también, esto está dentro de nosotros y no podemos resignarlo a no tenerlo.

    Un besito!

    ResponderEliminar