7 de diciembre de 2014

Recalculando

En estos instantes todo mi cuerpo es un enorme gps que está en modo "recalculando". Esta vez la medicación (léase: Progynova + Utrogestán) sí que surtió efecto. Tengo el cuerpo totalmente parado. No menstrúo desde el 30 de octubre. Miro esa fecha en mi agenda y no puedo creer todo lo que vivimos en este último tiempo. Creo que este tratamiento fue de los más intensos para ambos.
El negativo fue una trompada al corazón. De hecho, me duele el esternón, como si me hubieran golpeado allí. Él también está destruido. Nunca lo había visto llorar ante un negativo. Esta vez lloró y pude consolarlo a pesar de que yo estaba hecha polvo. No tenemos vergüenza en llorar de a ratos.
Sé que necesito menstruar y cerrar este ciclo que no resultó.  Menstruar le dará realidad a este negativo que por ahora parece sostenido por alfileres de gancho. Parece un negativo trucho. Pero todos sabemos que la beta no miente.
Odio la calma ficticia de las hormonas externas.
Este tratamiento que creíamos que era ya no es. Se cerró.¿Por qué? No lo sabemos. ¿Fueron los embriones? ¿Fui yo? ¿Fue la estadística? ¿La mala suerte? ¿La luna en Sagitario y la puta que los parió?

4 comentarios:

  1. Aca estoy si tenes ganas de charlar y sacar todo esto!

    ResponderEliminar
  2. Te quiero! Los quiero, a vos, a él y a los embriones que tarde o temprano floreceran. Recalculando... no estas sola. Podemos llorar juntas también, o putear juntas, o reír juntas, o estar en silencio juntas.

    ResponderEliminar
  3. He estado varios dias sin leer los blogs y me encuentro con tu negativo... qué decirte...que lo siento, que te entiendo y que te acompaño en este sufrimiento. ¿Cuando va a terminar? no lo sé pero estamos contigo.

    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todoas por sus mensajes. Por estar de alguna forma. Estos días han sido duros. Muy duros. pero todo pasa y las fuerzas vuelven. Lo importante es el amor. Gracias por el amor de ustedes. Hace mucho bien.

    ResponderEliminar