23 de febrero de 2015

Y así curar, en el río de dar, nuestra enfermiza necesidad de reclamo

Un amigo me escribe esto:

No esperes nada de nadie, no esperes un tiempo mejor.
¡Nada de eso! ¡No malgastes tu energía en demandas!
¡Aquí y ahora! ¡Hoy! ¡Presente activo! ¡Atención plena!
No van a tener en cuenta tus maravillosos actos casi nunca.
No te quejes, no protestes, no te persigas ni eches culpas.
Hay que aceptarlo rápido para poder dar nuestro amor
para entregarnos en forma desapegada, incondicional, nueva.
Cultivar el sentimiento de que no nos falta nada
y así curar en el río de dar nuestra enfermiza necesidad de reclamo.

4 comentarios:

  1. Excelente! me lo tendría que tatuar en el dorso de la mano porque soy reclamo andando....

    ResponderEliminar
  2. Ay... ¡qué bonito! Me lo copio para uso personal :) ¡Gracias a ti y a tu amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está para eso! Qué bueno que ayude. A mi me encantó cuando lo leí.

      Eliminar