17 de julio de 2014

Tía

El día llegó. Soy tía. Mi primer sobrino nació ayer con 3, 700 kg. Hoy lo veré por primera vez. Dicen que es blanquito, que tiene las manos de mi hermano y la cara muy redonda. Es bien pachorro y tranquilo. ¿Qué siento? No lo sé. Tengo una extraña sensación. Voy a ver a un bebé que ya es de la familia, hijo de mi hermano, sangre de mi sangre.
No le compré nada, ningún regalo material. No participé de su ajuar. Sí tuve charlas con mi hermano y su mujer, lo sentí patear en su panza, le hablé a esa panza enorme y frondosa de mi cuñada.
El mismo día que nació mi sobrino se arregló algo de la medicación para la FIV, la obra social dijo que sí a algo que estaba difuso. Vamos avanzando un pasito más hacia agosto.

5 comentarios:

  1. Es vida, la vida siempre hay que festejarla :)
    Felicitaciones, tía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te vas a enamorar. Yo tengo una tía que siempre dice que soy una hija más :)

      Eliminar
  2. QUe disfrutes mucho de tu sobrino!!!! Ser tía es muy bello. Y suerte con los avances hacia agosto. Cruzo mis deditos desde acá

    ResponderEliminar
  3. Disfruta mucho de tu sobrino y ojalá que dentro de nada puedas darle un primito o dos.... yo no soy tía y creo que mi hermana no tiene ni la más mínima intención, pero me hará mucha ilusión.... un besote

    ResponderEliminar