18 de octubre de 2014

En terapia

Estoy llorando, recostada en el diván. Casi no puedo hablar y siento las lágrimas resbalando por mis mejillas calientes. Me incorporo, trato de calmarme. Mi psicóloga me alcanza un pañuelo descartable. Me limpio los ojos, con mucha lentitud, como si estuviera llevando a cabo una ceremonia. Voy buscando las palabras adecuadas. Entre sollozos logro articular mi pregunta:
-¿Vos creés que vale la pena intentarlo aún cuando no tenga ni una mínima esperanza de que vaya a salir bien?
Ella me sonríe levemente y me retruca la pregunta.
-¿Y a vos que te parece?
-Que sí, que lo voy a hacer igual porque el resultado no depende de mis esperanzas.
Listo. Lo dije. 
Tomo una bocanada de aire profundo, me sobreviene el alivio.
-Sí, eso me pasa, me siento negativa, negativísima frente a esta nueva tranfer. Y sin embargo, sé que esto no cambiará en nada el resultado.
Ella asiente.
-A la mierda con la esperanza -digo exhalando la bronca. -¿Qué más da lo que yo piense? Es la biología, es la vida. La vida no se puede parar.
-Vos tenés miedo de ilusionarte mucho y que no se dé. 
-Sí, eso sí.
-Tal vez ayudaría que te ilusionaras un poco menos.
-Ah, sí... ¿y cómo se hace eso? Voy a la clínica y digo: hola, qué tal, pasaba por acá y se me ocurrió transferirme unos embriones que me quedaron de agosto.
-No dije que sea fácil.
-No, no lo es.

1 comentario:

  1. Qué buena idea la de ir a terapia... A veces es necesario cuando se atraviesa un proceso tan duro.

    Me siento identificada contigo. Son muchas las ocasiones en que he sentido que la culpa de todo era mía por no sentirme bien, que si no iba a estar al 100% de positividad era mejor no intentarlo porque iba a salir mal.

    Afortunadamente, y a pesar de lo que digan algunas malas lenguas, esto no es así. Nuestras emociones no impiden ni ayudan a que un embrión se implante; es muy cruel pensarlo así.

    Mi mujer me lo dice muchas veces: Siéntete como te tengas que sentir. Mi psicóloga también me lo decía: Muéstrate como lo que eres, un ser humano que a veces está bien y a veces mal.

    Pero es muy difícil. Así que... ánimo :)

    ResponderEliminar