27 de mayo de 2015

Desesperación

Llevo toda la tarde llorando. Llorando y con náuseas, dolor de cabeza,sensación de que quiero vomitar algo. Tal vez lo que necesito es vomitar lo que se me pasa por la cabeza en estos días. Así sin pensar mucho. Tirarlo todo a esta página virtual. Me duele todo el cuerpo pero más me duele el alma. Porque esta vez sí que esto ha hecho mella en mi. No es como otras veces que yo decía bueno, a ver cómo nos arreglamos para el próximo. No. Siento que no quiero saber más nada con ningún procedimiento médico más. No hay próximo. No hay nada. No aguanto más toda esta mierda de los tratamientos, de que todo parece que sí y luego obstáculos aquí y allá y esto que no da bien y los valores y la edad y los pinchazos, los protocolos, las ecografías, basta.
Pero entonces pienso en que no voy a tener nunca un bebé. Y lloro, lloro a más no poder. Lloro porque me hubiera gustado que este tratamiento funcionara. Ya van tres años y yo sé que hay mujeres que han buscado mucho más. Sé que hay gente que ha pasado por muchísimos más tratamientos de los que he pasado yo. Pero en todo este proceso siento que me han arrancado un pedazo de mí misma. Que hay algo que no está bien en todo esto. Que me falta algo mío, algo bueno que yo tenía.
Y no sé qué voy a hacer. ¡No sé qué voy a hacer! No sé si seguiré, si buscaré otro médico, otra clínica, alguien que me explique qué pasó con ese embrión que no pudo evolucionar. No sé nada. No sé ni quién soy en este momento. Dudo hasta de mi deseo. ¿Qué me impulsa a hacer esto? ¿Qué?
Ya me voy a contestar.   

6 comentarios:

  1. Si he pasado por esto!
    lo sé, lo sabes... y recuerdo exactamente como me sentia.
    las respuestas llegan solas...
    hay un tiempo para todo, y para esto, tambien.

    te quiero.
    Eso tambien lo sabes, ♥

    ResponderEliminar
  2. Cuando llevaba 4años de búsqueda, tras la tercera fiv negativa, después de 5 inseminaciones, y 4bioquimicos en 7 meses, sin diagnóstico....sólo la mala suerte, Me sentía como tú, empecé incluso a pasar un duelo por no tener hijos, hasta que decidí cambiar de médico, investigar por internet y dar con la que para mi era la mejor en diagnóstico. Ella me devolvió la fuerza, y me arregló el problema y por ella volví a luchar. Ojalá encuentres pronto las respuestas a por qué no te quedas. Y siéntete libre, es normal no querer hacer más tratamientos, es normal sentir morirte de sólo pensar que ese bebe no vendrá, así que llora o estate como quieras estar. Y poco a poco volverán las fuerzas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo tanto... Lo siento, es un trance que hay que atravesar. Mientras esperamos que las nubes pasen y el alma se despeje, te abrazo fuerte, en silencio. Y te paso un té. Y un pañuelito descartable ♥

    ResponderEliminar
  4. Tienes derecho a estar así. De hecho date un tiempo para estar así. Ahora no es momento de pensar. Vuelve a tu vida, a pensar en ti, en tus quehaceres diarios... y cuando menos te des cuenta te encontrarás con fuerzas otra vez para tomar una decisión.
    Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  5. Tienes derecho a estar así. De hecho date un tiempo para estar así. Ahora no es momento de pensar. Vuelve a tu vida, a pensar en ti, en tus quehaceres diarios... y cuando menos te des cuenta te encontrarás con fuerzas otra vez para tomar una decisión.
    Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  6. Entiendo perfectamente cómo te sientes. Yo tampoco quiero hacer más tratamientos. Quiero tener hijos pero no quiero hacerme tratamientos. Quiero quedarme embarazada, pero no quiero pasar por otra FIV. Y eso es imposible. Y jode.

    El único consejo que puedo darte es que abraces estos momentos como parte del camino. ¿Del camino adónde? No lo sé. Del camino de la vida, supongo. Y que no te olvides de que, en este camino, lo principal es vivir. Atrapar algunos momentos de felicidad como quien disfruta del vuelo de una mariposa. Y ya está. Deja al tiempo hacer lo demás, y mientras tanto, llora, grita y patalea todo lo que haga falta. Estaremos aquí para hacerte un masaje en los hombros y devolverte de nuevo al "ring".

    Un abrazo muy fuerte. Te leo, te pienso y te acompaño :)

    ResponderEliminar