3 de mayo de 2015

Una tímida segunda raya

Siendo mi séptima betaespera (y mi tercer año en tratamientos de fertilidad) me había prometido disfrutar al máximo todo lo que pudiera.
Pero en la segunda semana, como era de esperarse, todos los síntomas de la medicación se fueron. A día 8 post transfer comencé con dolor de ovarios, molestias lumbares y luego una sensación de que me vendría la menstruación todo el tiempo. Para colmo, el día 28 del ciclo manché un poquito el papel higiénico. Primero rosado y luego marrón. Con ese manchado me desmoroné pues así siempre empezaron mis menstruaciones cada vez que me hice tratamientos. Así que lloré como si no hubiera un mañana.
Pero, oh, el manchado no siguió. La progesterona volvió a salir blanca.
¡Eso sí que era algo nuevo!
Me habían marcado el día de la beta para el 1º de mayo. Un día feriadísimo. Y además, era el cumpleaños del futuro papá. Como no iba a haber ningún laboratorio abierto y el 2 de mayo era sábado me dijeron que mejor la hacíamos el 4 de mayo para estar bien seguros. Si la hacíamos el 30 de abril nos arriesgábamos a que nos diera un falso negativo. ¡Así que a aguantarse y a esperar!
Y obviamente, me compré un evatest.
A 32 días del ciclo y a 14 días post transfer, me desperté a las cinco de la mañana con ganas de hacer pis. Me levanté y me dije, listo, ya fue, yo me hago el test ahora y que sea lo que Dios quiera. Los cinco minutos se me hicieron eternos. Tuve que salir del baño para no quedarme como una idiota mirando si la tirita cambiaba de color. Pero al cabo de ese tiempo cuando volví a entrar vi que efectivamente se había dibujado una segunda raya, clarita, pero sí, ahí estaba.
Lo desperté.
-Amor, despertate, amor, ¡hay una segunda raya!
-¿Estás segura?
Se lo mostré. 
-No veo nada, pará que me pongo los lentes.
-Es muy clarita pero está ahí. ¿La ves? ¡Pará que prendo la luz!
-No veo nada, pará, ¡voy a buscar una linterna!
Ay, los hombres.... ¡una linterna!
Pero bueh, ahí a la luz de su linterna vimos esa bendita segunda raya, hablándonos, diciéndonos en lenguaje de embrión: acá estamos, EXISTIMOS.
Hoy me hice un segundo test y ya la raya se marca mejor. Mañana es la beta. 

18 comentarios:

  1. ay por favor!!! que nervios, me alegro mucho, y suerte suerte suerte para mañana, beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mmaria Laura, ya falta poquito ;)

      Eliminar
  2. Ay ! Bonita! Pero que estoy leyendo! Pinta muy bien! Mañana va a ser tu gran día!

    ResponderEliminar
  3. ay que lindo leer esto: TODO ESTA BIEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEENNNNNNNNNNNNNNNNNNN

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, tendré que creerte, Dani! Gracias.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Es la entrada que siempre quisimos leer!!!!! Se acercan las gaviotas, las ves? Vienen volando. Te abrazo desde el alma! Besos de a montones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que vengan, que vengan! Acá las estamos esperando con los brazos abiertos! Gracias, bonita!

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. ¡Ayyyy! ¡¡Que esta vez va a ser que SÍ!! :D

    ResponderEliminar
  8. Que emoción creo que no hubo mejor día para ese regalo tan lindo, muchísimas felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, preciosa, fue muy especial que no me viniera la menstruación en el día de su cumpleaños. ¿¿Y cómo van tus tres pequeños?? Hace rato que no escribís en tu blog!

      Eliminar
  9. Tendras una superbeta ya veras!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, me hiciste reir. Esperemos que sí!

      Eliminar
  10. Que emoción!!! que salga todo bien.. muchisima suerte!!!!!!!!!!!!11

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ya falta poquito para el resultado!

      Eliminar