5 de mayo de 2015

No me pares ahora

Al son de Don't stop me now de Queen escribo esta entrada. Estoy harta de tener miedo. Harta de no poder festejar un positivo y tener que estar agarrándome por las dudas de si algo va mal. Va a ir bien. Y si no, ¡al menos por ahora va bien! Y quiero gritarlo a los cuatro vientos porque la vida es esto también. ¡Son estos momentos! Estoy harta de que me miren y me midan como si fuera un conjunto de células. ¡La vida es más que eso! Estamos embarazados! Lo hemos logrado. Logramos ver esas dos rayitas en el baño de casa a las cinco de la mañana, nos emocionamos, lloramos y luego ¡logramos una beta aceptable!
¡Vamos! ¡No me pares ahora!
Me lo digo a mi misma. Vamos, no me pares ahora, Amapola, ¡no me pares! Me lo dicen ellos, mis embrioncitos, que desde el fondo de mis entrañas me dicen: "cause we are having a good time! We are having a good time!"

Gracias por sus lindos comentarios. 

8 comentarios:

  1. El miedo es TAN natural, que es casi ingenuo pretender que se vaya... Se va a ir un poquito cada vez, con la próxima beta, con las sucesivas ecografías... después lo vas a sentir y ahí te vas a calmar más todavía, tenete paciencia. Creo que solo las que quedan embarazadas de carambolas pueden vivirlo todo despreocupadamente. Nosotras tenemos que luchar por nuestros bebés, cómo no vamos a temer perderlos? Pero que eso no te impida sentir el vértigo de la felicidad que se anida en tu vientre ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, sí, viva el vértigo de la felicidad!

      Eliminar
  2. Tranquila, el miedo siempre va a existir, tienes que aprender a disfrutar apesar de el, ya veraz que con el paso de las semanas será menos, por ahora disfruta y gritalo si quieres, Estasss embarazadaaaa! Gritalo y disfrútalo a pesar del miedo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, sí, hay que festejar cada pequeño pasito. Como van tus trillizos????

      Eliminar
  3. De lo único que no me arrepiento de mi primer embarazo es de los momentos en que logré disfrutarlo, aunque se acabara. Todavía lo disfruto: me acuerdo de esos días y me relamo del gusto. Disfruté y disfruto incluso del fin de semana que pasé embarazada por segunda vez, antes de que me dijeran que era un bioquímico.

    Disfruta cada día. De disfrutar una nunca se arrepiente, al contrario. Lo que duelen son los minutos de miedo que nos robaron la alegría.

    Disfruta sin pedir permiso, ni a los números, ni a los médicos, ni a las costumbres populares. Volveos locos de alegría, que para llorar siempre hay tiempo.

    Un beso enorme, Amapola. Lo habéis conseguido :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Remedios, preciosa, gracias por tus palabras, por pasar por aquí y detenerte a escribir algo. Estoy aprendiendo a disfrutar de cada paso, cada pequeño triunfo, cada latido de vida.

      Eliminar
  4. asi me gusta!! actitud y pensamiento positivo, y como no estar feliz con lo que costo lograrlo, disfrutalo, beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Gracias por acompañar esta alegría.

      Eliminar